BENEFICIOS DEL AGUA ALCALINA

El agua alcalina es un tipo de agua ionizada que actúa como un potente y natural antioxidante, con capacidad de ayudar al organismo a eliminar los desechos ácidos que produce el proceso natural de la digestión. Este tipo de agua tiene un ORP negativo, que es un antioxidante muy potente que gracias a la producción de iones hidroxilos, favorecen la producción de oxígeno, ayudando a combatir los radicales libres, corrigiendo a su vez el balance de ácido/alcalino del cuerpo, regenerando las células y combatiendo diferentes signos del envejecimiento. El agua alcalina funciona como un antiácido natural que ayuda a neutralizar los niveles de acidez en el cuerpo, mantener un nivel de pH previene el desarrollo de muchas enfermedades y debido a estas propiedades se le atribuyen beneficios en el cuerpo como:

  1. Contribuye a la buena digestión. Beber agua alcalina promueve la eliminación de toxinas y evita que se vuelvan a acumular, de esta manera se encarga de la eliminación de desechos de nuestro organismo. Además, favorece la digestión de los alimentos y neutraliza la hiperacidez gástrica.
  2. Previene enfermedades. El consumo de agua alcalina puede prevenir a mediano plano enfermedades frecuentes ya que retarda el envejecimiento de las células y su deterioro.
  3. Previene el envejecimiento prematuro. La acumulación de toxinas en nuestro organismo hace que se frene la regeneración celular, lo que a su vez causa envejecimiento prematuro. El agua alcalina al promover la eliminación de estas toxinas y desechos, promueve una buena oxigenación de las células y previene el envejecimiento. Además, también combate los radicales libres, que son causantes de enfermedades y de envejecimiento prematuro.
  4. Combate la retención de líquidos. Beber agua alcalina con frecuencia nos ayuda a purificar nuestro cuerpo, haciendo una eficaz desintoxicación para eliminar todos los residuos ácidos, desechos y toxinas que afectan la salud de nuestro organismo y causa problemas como la retención de líquidos. Al promover un equilibrio del pH de nuestro cuerpo, las células no tendrán la necesidad de retener líquidos para luchar contra la acidosis y pondrá en marcha el metabolismo.
  5. Previene la osteoporosis. Beber agua mineral alcalina promueve la eliminación de residuos sólidos como el ácido úrico y los nefrolitos a través de la orina, ayudando a prevenir los problemas como la osteoporosis, ya que su acción permite liberar el calcio que estaba atrapado en dichos residuos, devolviéndole el pH alcalino a nuestra sangre.

 Evita las fermentaciones -productoras de toxinas- en nuestros intestinos asociadas a una mala o deficiente calidad de los alimentos.

Colabora en los casos de diarrea crónica. El Ministerio de Salud Pública japonés confirmó ya en 1965 que el agua alcalina iónica tiene un efecto curativo en la indigestión, la diarrea crónica, las enfermedades del estómago e intestino y el estreñimiento.

  • -Favorece la digestión de los alimentos.
  • -Neutraliza la hiperacidez gástrica, origen de gastritis y úlceras gastroduodenales.
  • -Atraviesa más fácilmente las paredes celulares favoreciendo la alimentación de las células y la eliminación de sustancias residuales en su metabolismo. El proceso de electrolisis rompe los racimos moleculares (cluster) constituidos en torno a las moléculas de agua al adherirse a ellas moléculas de productos contaminantes lo que dificulta las funciones metabólicas. Los cluster de 10-13 moléculas pueden ser reducidos a la mitad mejorando el trasvase de nutrientes entre el exterior y el interior de la célula.
  • -Combate la acidez orgánica ocasionada tanto por la “comida basura” como por las dietas excesivamente ricas en carne y productos refinados.

A medio plazo, los beneficios de beber agua alcalina se traducen en la prevención de gran número de dolencias: diabetes, asma bronquial, dermatitis, hepatitis, artritis crónica reumática, colesterol alto, síndrome de Meniere, insomnio, obesidad, dolores de espalda, neuralgias, enfermedades del climaterio, hemorroides, disentería crónica, etc…

Detiene la formación de radicales libres, elimina las toxinas de las células y evita que se acumulen, proporciona minerales esenciales, promueve el flujo adecuado de la sangre y mantiene su pH en valores normales. También se dice que el agua alcalina es mejor para hidratar el cuerpo debido a que penetra las células de forma más efectiva.

En condición de alcalinidad el cuerpo funciona mejor, hay salud. Mientras que la condición de acidez da origen a enfermedades.

Si medimos el agua y tiene una medida inferior a 7 se dice que es ácida, si es igual a 7 es neutra y si es superior a 7 es alcalina. El agua que consumimos, por lo general tiene un pH entre 6 a 7, cuando lo ideal es que tenga un pH no inferior a 8 para que pueda tener un efecto saludable en nuestro organismo.

Tomando agua alcalina diariamente, ayuda a mantener nuestro medio interno alcalino, con lo cual se fomenta la vitalidad tanto física como mental y se eliminan impurezas ácidas. El agua alcalina ayuda a la producción de oxígeno, aumenta nuestro nivel de energía, corrige el pH, hidrata las células y ayuda a reducir los síntomas del envejecimiento.

Los radicales libres, de los cuales todos hemos oído hablar, ocasionan daños celulares y promueven enfermedades.

El agua alcalina ayuda a neutralizar los radicales libres, actuando como antioxidante, dando como resultado una mayor riqueza de oxígeno en el cuerpo y una mayor cantidad de energía. Un cuerpo demasiado ácido es un verdadero caldo de cultivo para el desarrollo de enfermedades

Los desechos o desperdicios ácidos los convierten en sólidos y los almacena con lo cual se endurecen las arterias y se produce un sobrepeso corporal. También hace depósitos en las articulaciones (gota, artritis,artosis).

  • Contiene propiedades antioxidantes
  • Puede mejorar la salud digestiva
  • Puede mejorar la densidad ósea
  • Puede ayudar a la pérdida de peso saludablemente
  • Contiene propiedades hidratantes
  • Fuente de energía y vitalidad